Cómo aprender a trabajar en equipo creando un programa de radio

Uno de los cursos que más he impartido consiste en hacer  un "Programa de Radio" con los participantes distribuidos en equipos. Y es precisamente un curso donde aprendemos a trabajar en equipo. La temática del programa de radio es sobre algún aspecto de la actividad profesional o habitual de los participantes, lo que aporta un valor añadido y personalizado a la actividad formativa, ya que el programa de radio puede versar sobre los valores corporativos, los productos concretos, los clientes, etc. Varias promociones de alumnos/as de la Escuela Europea de Negocios, en mi asignatura de Habilidades Sociales y Directivas, han realizado excelentes programas de radios. También varios equipos de profesores de centros educativos.

Un programa de radio tiene todos los ingredientes necesarios para un buen entrenamiento del trabajo en equipo. He aquí el reto que planteo a los participantes:
  • Cada equipo debe diseñar y construir su propio programa de radio sobre una temática relacionada con su actividad profesional y bajo la inspiración metodológica de las teorías de trabajo en equipo de un documento que se entrega a todos.
  • El programa final debe tener una duración de unos 15 minutos.
  • Deben elaborar la idea inicial del programa con un mapa mental.
  • Harán una distribución de roles en base a las competencias de cada cual: guionistas y periodistas, locutores/as, invitados/as del programa, control de audio-efectos-cuñas (cabina), entrevistas, etc.
  • Cada equipo necesita tener como mínimo un ordenador portátil o tableta con conexión a Internet y unos altavoces de ordenador.
  • El programa debe tener al menos: noticias de actualidad, música, dos cuñas de anuncios, entrevista con invitados/as, el consejo de la semana, tres secciones diferentes con su correspondiente cortinilla, tres golpes (efectos musicales para subrayar acentos) y sintonía propia (jingle) realizada por el equipo, que debe sonar al comienzo y al final del programa.
  • Deben elaborar una escaleta (secuenciación) y un reloj de contenidos (gestión de tiempos).
  • El programa se grabará en directo y estará disponible como podcast en MP3. Se evaluará la interpretación del programa de radio en base a criterios de trabajo en equipo (coordinación, roles, ejecución, gestión del tiempo, impacto comunicativo, etc).
  • El formador/facilitador hará la grabación de cada programa en directo, con mesa de mezclas y micrófonos (material facilitado por formador) y facilitará los pod-cast de audio a los participantes y a la organización.
  • Criterios de evaluación del programa. El resto de equipos tendrán una plantilla con rúbricas en la que evaluarán a sus compañeros en base a 5 criterios: calidad del tema elegido, sincronía en la ejecución de roles y tareas, adecuación de roles a las capacidades y competencias de cada cual, gestión equilibrada del tiempo, capacidad de comunicación. El formador/facilitador también hará su propia valoración en base a estos criterios.


Un dossier de trabajo en equipo, con los conocimientos teóricos más actuales del mismo, pero en clave metafórica de radio, es el compañero de viaje de cada participante por esta aventura formativa: 
  • Del locutor solitario a la tertulia radiofónica: trabajo en equipo.
  • Sintonías e interferencias del trabajo en equipo: descubriendo debilidades y fortalezas.
  • Micrófono cerrado y micrófono abierto, guión cerrado y guión abierto: lo formal-efectivo y lo no formal-afectivo.
  • Locución, cabina, invitados, conductor/a, público, anunciantes, periodistas, director/a: roles y competencias de un programa de radio que sintonice con toda la organización.
  • Creación de un buen equipo radiofónico: conmutador social, ajuste roles-competencias y conexión con los valores.
  • La radio de la sabiduría colectiva: fonoteca de buenas prácticas y presintonías que han funcionado.
  • Programas mentales para pensar y escribir los mejores guiones radiofónicos.
  • Periodistas, guionistas y locutores del conocimiento consultados (bibliografía).
Lo importante no es el resultado final (que es impresionante) sino el proceso que hemos vivido y las competencias que hemos entrenado creando, produciendo y ejecutando el programa. Y después, a transferir todos esos aprendizajes a su actividad habitual.

César García-Rincón de Castro (2019)