Ir al contenido principal

Las diez claves de una escuela humanizadora: conferencia para educadores

Una escuela debería ser humanizadora per se, yo no lo entiendo de otra forma. Debería preparar a las personas para humanizar el mundo, el trabajo y sus relaciones humanas. Primero humanizar, después todo lo demás. Dicho de otro modo, su misión es formar buenos profesionales y ciudadanos, pero deben ser realmente humanos. Una educación realmente humanista es mucho más que tener un departamento o equipo escolar, o actividad especial, dedicada a estos temas: eso está bien y es incluso necesario que haya un espacio atractor de lo humanista. Pero es insuficiente, ya que la humanización debe impregnarlo todo en la escuela, como pongo de relieve en las diez claves de la conferencia que suelo impartir en centros educativos, y cuyo resumen comparto aquí:

1. Humanizar el lenguaje.

El lenguaje (verbal, visual y no verbal) es la clave de muchas dimensiones humanas, la inteligencia lingüística contiene el código de programación de las otras inteligencias: si el lenguaje es bueno y positivo, nos programa funcional y positivamente, si no, todo nuestro ser personal y social se ve afectado.

2. Humanizar el currículo.

Los contenidos y conocimientos cada vez más adolecen de falta de un enfoque humanizador: necesitamos enriquecer el currículo, las distintas materias, con aquellos contenidos que van arrinconando las leyes educativas relacionados con la filosofía y las humanidades en general, con las cuestiones existenciales. 

3. Humanizar la docencia.

Pero al final es el docente el que selecciona los contenidos que le parecen más relevantes, así como el enfoque que desea darles. Aunque tenemos que “dar un programa obligatorio”, ponemos más pasión y creatividad en unas cosas que en otras: en aquellas que creemos que son más interesantes. Es difícil optar por un currículo humano si no tenemos docentes humanistas y sensibles a todos estos temas.

4. Humanizar la gestión.

En un centro educativo todo educa, todo transmite. Si optamos por unos valores humanos, por una educación en la solidaridad y la justicia, pero dentro del centro conviven estructuras de gestión insolidarias o que nada tienen que ver con esos valores, entonces perdemos toda autoridad moral y referencia. El modo de gestionar el aula, el modo de evaluar, las actividades extraescolares que proponemos, la comida que nos sobra, etc., todo ello trasmite un modo de ser y de estar en el mundo como institución.

5. Humanizar las decisiones.

En un centro educativo se toman muchas decisiones, y éstas deben estar guiadas por criterios humanistas, ya que las mismas ponen de manifiesto realmente los valores que nos mueven. La decisión de qué libro de texto elegir para cada asignatura, por ejemplo, debe estar guiada principalmente por la medida en que ese libro de texto nos ayuda a humanizar nuestro currículo y nuestro proyecto educativo.

6. Humanizar el entorno escolar.

La función de un centro educativo, como la de una empresa, que está asentado en un entorno socio-cultural, va más allá de la educación de sus habitantes más pequeños, porque también se siente llamado a aportar en el mejoramiento de las condiciones de vida y del entorno en que está. No se trata sólo de cuidarlo desde el punto de vista eco-social, sino también de ser proactivos y estar atentos a las necesidades y problemas de las personas, ofreciendo desde nuestra función educativa, algunos recursos, por ejemplo, para personas con falta de formación básica.

7. Humanizar las identidades.

La dinámica de mundialización y globalización, cada vez pone más en cuestión las fronteras políticas e ideológicas y sus identidades particulares y excluyentes. ¿Podremos vivir juntos? Es la pregunta que se hace y nos hace Alain Touraine ante el nuevo cambio de época que vivimos. Hoy más que nunca necesitamos reflexionar sobre lo que nos une y no tanto sobre lo que nos diferencia o nos separa.

8. Humanizar las metodologías.

En plena revolución de innovación pedagógica y metodológica, debemos también desde aquí valorar dichas metodologías por su capacidad de generar relaciones humanas y cooperativas entre el alumnado, así como en la relación profesor-alumno. Todas las metodologías que potencien un alumnado actor (activo) antes que un alumnado espectador (pasivo), que lo empoderen en su propio proceso de aprendizaje, en realidad le están ayudando a humanizarse más como persona, y en el futuro a ser un ciudadano que se va a actuar para cambiar ese mundo.

9. Humanizar las relaciones.

En un centro educativo se dan mucho tipo de relaciones humanas, tanto a nivel horizontal entre iguales, como a nivel vertical entre unos y otros roles y actores sociales. Es normal que surjan conflictos, y la resolución de los mismos también es un aprendizaje que nos humaniza. Tenemos instrumentos como el Plan de Convivencia, que son (o deberían ser) proyectos de humanización de las relaciones.

10. Humanizar la vocación.

Uno de nuestros principales objetivos como docentes es ayudar a cada estudiante a encontrar su elemento, su vocación, aquello que realmente le apasiona y le hace vibrar. Ayudar a despertar la vocación es una tarea realmente humana y humanizadora, y es una labor de equipo de toda la comunidad educativa. Pero una vez que este talento de cada cual despierta y se va configurando, debemos humanizarlo, esto es, ayudar a descubrir a cada estudiante la alegría de servir a los demás y a la sociedad desde su talento.

 
El artículo completo de esta conferencia puede leerse en el libro "Donde no van las carreteras. Diario de un educador inconformista". César García-Rincón de Castro, 2022. Edita: Prosocialia - Amazon Indeptendently Published.
 

Entradas populares de este blog

Tres casos prácticos de motivación en el trabajo

Estuve trabajando 10 años en la Escuela Europea de Negocios, en la sede de Madrid, como profesor de la asignatura de Habilidades Sociales y Directivas . Tengo muy buenos recuerdos de aquella experiencia profesional, sobre todo de los alumnos/as, con algunos de ellos/as todavía mantengo contacto a través de Linkedin, y es gratificante ver cómo crecen profesionalmente. Siempre he sido bastante artesano pedagógico, sobre todo cuando no encontraba lo que necesitaba. En este tema, necesitaba algunos casos prácticos para aplicar los conocimientos de motivación de personas que, en este módulo, eran estos: 1. Motivación y realización personal. 2. Motivación y orientaciones interpersonales. 3. El compromiso laboral y la motivación intrínseca. 4. Motivación y rendimiento: teoría de las expectativas. 5. Los enemigos del compromiso y la motivación. 6. Motivación y zonas de comodidad. 7. Bibliografía utilizada. Los conocimientos aportados en el dossier de 30 pági

Un innovador test y un juego para aprender a ser más felices

Llevaba tiempo detrás de hacer una dinámica en la que trabajemos uno de los temas que más nos importan: la capacidad de ser más felices y hacer felices a otros. Y aquí está, después de estudiar y leer a varios expertos en felicidad. En todos ellos he encontrado referencias a los factores de felicidad y a los factores de infelicidad , ya que ambos puntos de vista nos ayudan a enfocar mejor este asunto clave y vital. El primer criterio de validez de un test o herramienta de investigación, es que esté fundamentado en un buen marco conceptual. El marco de factores de felicidad / infelicidad, inspirado en Bertrand Russell (La conquista de la Felicidad, 1930) y completado con propuestas de otros autores como Javier Urra, Jorge Bucay, Elsa Punset, Anthony de Mello o Carlos Hernández, me parece muy interesante para medir dicha felicidad y potenciarla como un "desprenderse de" (reactiva) y como un "comprometerse a" (proactiva). He podido ver varios test de felicidad de es

Dinámicas, juegos y recursos para educar en la solidaridad y la prosocialidad: reflexiones sobre el terreno formativo.

Uno de los talleres que más he facilitado a lo largo de mi experiencia profesional es, sin duda, el de dinámicas y juegos para educar en la solidaridad, valores, desarrollo humano, etc. Todo lo que yo denomino "Educación Prosocial" ha tenido, tiene y tendrá diversos nombres y formatos, pero en esencia los contenidos pedagógicos siguen siendo y serán los mismos: marcos de referencia psicosociales esenciales y troncales diría yo, para una buena construcción humanista de la persona. Universidad de Andorra (curso ONGD Cooperand), FADE Murcia (proyecto de formación del voluntariado Talante Solidario), ONG ServiRD (República Dominicana), directivos y responsables de pastoral de Escuela Teresiana (curso de Experto Universitario), Asociación para la Solidaridad (curso de formación de Voluntariado), Jóvenes y Desarrollo (taller profesorado colegio Salesianos Atocha), y Conferencia Marista Española (curso educadores en la Solidaridad) son varias de las entidades con las que he t

10 Dinámicas para motivarnos en el Año Nuevo

El inicio de todo año siempre es un buen momento para replantearnos nuestras metas, proyectos y propósitos personales. Pero no basta sólo con ello, además hay que comprometerse con dichos propósitos y proyectos, y para ello es esencial encontrar la fuerza y la motivación necesaria, tanto para ese impulso inicial que nos ponga en el buen camino deseado, como para seguir andando a pesar las dificultades que puedan surgir. 2023 ha sido un año realmente complejo, cambiante y convulso, y todo parece indicar que en 2024 seguiremos esa misma dinámica de modernidad líquida. Hay que seguir trabajando, luchar por lo que realmente nos inspira y nos importa, sin olvidarnos de mejorar el mundo y de los que peor parados están saliendo de esta dinámica posmoderna, y para ello, creo que necesitamos buenas dosis de vitaminas de motivación y de vacunas frente a los virus y agentes desmotivadores, que son muchos. Aquí va mi blíster de 10 píldoras de Motivacina. En cada apartado incluyo un enlace al vídeo

CoronaVIRTUS: la Corona de las Virtudes. Un juego-dinámica para el desarrollo moral en la infancia.

Esta propuesta didáctica consiste en facilitar a los niños y niñas el logro personal de una Corona de 5 Virtudes , desde la simbología de lo que significa una coronación, así como el juego de palabras con el CoronaVirus (virus con forma de corona). La coronación canónica es uno de los ritos litúrgicos católicos, instituido en el siglo XVII e incorporado en el siglo XIX a la liturgia romana, usado para resaltar la devoción por una advocación mariana y consiste en la imposición de una corona o coronas al icono o imagen escogida. El origen de este rito se sitúa en el siglo XVI, cuando los hermanos capuchinos, como culminación de sus misiones evangelizadoras, recogían joyas como símbolo de conversión y desprendimiento que fundían para confeccionar con ellas una corona para la Virgen. La Corona de las Virtudes, o CoronaVirtus , que proponemos, utilizará el mismo principio: esfuerzo, renuncia, autocontrol, desprendimiento, por estas joyas llamadas virtudes , que cristalizan en compo